Una estrategia de marketing digital no puede, ni debe ser estar aislada de la estrategia de mercadeo de una empresa. Debe convertirse en un conjunto de acciones integradas, que al desenmascararse tiene como finalidad las ventas. Es imposible pensar que de un lado tenemos la comunicación de medios ATL o acciones BTL por ejemplo, y del otro redes sociales y web. El punto es cómo enfocamos nuestra estrategia de marketing para conectar con la gente usando medios online y finalmente, generar algo que va más allá de las ventas, que es una relación de cercanía con nuestros consumidores. Les comento algunos puntos a considerar:

1) Internet se ha transformado en un conglomerado de plataformas de entretenimiento, superando lo que en algún momento fue un repositorio de información. Cuando una marca decide tener presencia online, la manera en la cual presenta su información es lo que hace que ésta sea entretenida. Es por eso que, en la jerga de redes sociales, no llamamos “consumidores” a nuestros clientes potenciales y les llamamos “audiencia”.

2) ¡El entretenimiento es social y produce una reacción en cadena más allá del “awareness”! Una vez que la audiencia está enganchada con el contenido, lo comenta, lo comparte y lo complementa hasta que empieza por sí mismo a crearlo. De esta forma, una marca llega al éxtasis de su “engagement” cuando quien crea el contenido no es la marca sino sus frenéticos fanáticos, convirtiéndola en un “Love Mark”.

3) Cuando enamoras a alguien lo haces a través de todos sus sentidos, formas parte de su vida y lo conquistas en cada momento. El Marketing digital, tiene la ventaja de poder estar en donde esa persona se muestra como ella es. Es tarea de la marca conquistarla, para eso Internet facilita las largas y costosas investigaciones de las cuales el marketing tradicional depende, ya que en las plataformas online es el mismo usuario quien se encarga de publicar todo sobre sí mismo: quién es, dónde vive, lo que le gusta, lo que no le gusta y otras cosas que, más que voluntariamente, comparte como si fuese una especie de necesidad hacer público todo lo que le concierne.

4) Como último punto, ya que queremos estar donde el usuario está y compartir cada momento con él, vamos a por el aparato que más adicción le causa, su celular. Así, el marketing digital se hace cada vez más móvil y por ejemplo, en Estados Unidos, el 67% del tiempo que una persona pasa en redes sociales lo hace desde su móvil. En esta línea, existen redes sociales a las que accedemos únicamente desde el móvil, como Instagram, el cual hoy tiene más de 200 millones de usuarios en todo el mundo ¿Ya tu marca está conquistando a usuarios móviles?

En conclusión, el marketing actual debe buscar conectar con su audiencia de diferentes formas, ofreciendo entretenimiento, utilidad y beneficios de manera integrada. Debe superar la publicidad que pretende hipnotizar al “potencial consumidor”, y comenzar a emplear una estrategia de cortejo constante para enganchar a la “audiencia”, hasta que sea ella quien demande una relación con la marca de manera adictiva.

Articulo mary VACC

Anuncios